Blog

El mar de los valientes

Airning

¡Hola viajer@s!

 

Seguro que ya estáis enrollando calcetines para meterlos en la maleta de Semana Santa. En Airning os proponemos un alto en tan crucial tarea para proponeros un reto: viajar a los mares más fríos por vacaciones. ¿Por qué desperdiciar una semana de vacaciones en la ciudad pudiendo ir a la playa? Además de calcetines, no olvidéis meter un buen jersey...y el bañador. En esta Semana Santa os llevamos a los cuatro mares y océanos más fríos del mundo.

 

El Océano Ártico

Hielo en nuestro cóctel, bien frío. Buscamos el frescor de la sombra de una sombrilla y la agradable sensación de meter los pies en el agua de la playa para escapar de la arena ardiendo. ¿Estáis visualizando vuestro próximo destino de vacaciones? Perfecto. ¿Qué os parece pensar en el hielo desde otro punto de vista? ¿Y si en lugar de meterlo en nuestro vaso, nos bañamos en él?

 

No estamos locos. Seguimos la filosofía del “no hace frío, es que no llevas la ropa apropiada” y nos embarcamos en una aventura por el océano más pequeño y más frío del mundo, el Océano Ártico. Bienvenidos al hemisferio norte de la Tierra.

 

Durante tus próxima vacaciones puedes cambiar de aires y sacar tu lado más aventurero para navegar en kayak entre los glaciares o hacer trekking sobre la superficie gélida de Groenlandia, por ejemplo. Se trata de un tipo de turismo fuera de lo habitual y que cada vez gana más adeptos. Por lo que algunas agencias de viajes se han especializado ya en ofrecer viajes a los lugares más fríos del planeta.

 

Las ventajas del Ártico son más de las que pueden parecer. Además de la improbabilidad de ser atacado por una medusa, que aman los mares más cálidos como el Mediterráneo, podemos experimentar experiencias únicas como los cielos encendidos de la Aurora Boreal o la observación de la fauna única de este rincón del planeta. El precioso zorro ártico, caribús y focas entre otros, os esperan.

 

El Océano Antártico

Dejémonos envolver por las profundas aguas del Antártico...literalmente. Este océano es el único que rodea totalmente un continente entero. Y no solo es grande en su tamaño, sino también en sus posibilidades. Recuperamos las opciones de viaje de la propuesta anterior en el Ártico pero con el aliciente de ser uno de los rincones del mundo más inaccesibles por sus condiciones meteorológicas extremas. Aún así, para los viajeros más osados podría ser la oportunidad perfecta para avistar ballenas, focas y por qué no, adoptar un pingüino...Si se deja claro.

 

Con el objetivo de explorar y disfrutar respetuosamente de la inmensa superficie de la Antártida y su fauna marina y terrestre, aconsejamos arrimarse a los expertos y, ahorrando un poquito, apuntarse a las aventuras organizadas de @tierraspolares o por lo menos, disfrutar a distancia de sus espectaculares fotografías: Tierras Polares

 

Salir de la rutina y tomar el sol de medianoche en nuestro campamento sobre un suelo helado y acompañados de nuestros vecinos más adorables, los pingüinos emperador, parece una locura, pero podría ser una realidad. ¿A que ya estás poniendo las orejeras en la maleta?

 

El mar Báltico

Los tres Países bálticos: Letonia, Estonia y Lituania empiezan a ser destinos turísticos habituales por su historia, su comida, su nieve...Pero los más avezados conocen el valor real de estas tres joyas del norte, su playa.

 

Las aguas del mar Báltico tienen una baja salinidad si las comparamos con otros mares. Su color es plateado, muchas veces a juego con el tiempo de estos países. No obstante, la maravillosa sensación de pasear por la arena entre la niebla o bañarse con los autóctonos que esperan el verano como agua de mayo no tiene precio.

 

Una de las playas más conocidas es la de Jurmala, que se extiende desde Letonia por Lituania hasta Estonia, con sus arenas pálidas y aguas poco profundas. Con buen y mal tiempo se puede disfrutar de actividades acuáticas o simplemente, dar un relajante paseo por la orilla.

 

Playa de Jurmala en Letonia, fotografía de @angela.orfe

 

Si os apetece salir de la típica hamaca sobre la arena ardiendo, os animamos a inspiraros con el artículo de Condé Nast traveler sobre el Báltico y sobretodo, os aconsejamos dar una oportunidad a su mar fresquito, si no os atrevéis con el Ártico o el Antártico: Condé Nast traveler

 

El mar del Norte

Si el frío no os ha espantado todavía pero preferís destinos en los que meter el pie en el agua no sea un deporte de invierno, os ofrecemos el plan B. Nos vamos al mar del Norte y hacemos alto en Alemania de la mano de Skyscanner y su propuesta de las 10 playas que son de visita obligatoria si llevamos las gafas de sol puestas pero también la bufanda.

 

Se trata en este caso de un mar muy poco profundo y conectado con el océano Atlántico a través del canal de la mancha y con el Báltico a través del canal de Kiel, por si entre nuestros viajer@s hay algún amante de los cruceros de larga distancia.

 

Sylt, la Bahía de Lübeck o Rügen son algunas de las propuestas en las que podemos ponernos morenos, hacer algún deporte acuático o simplemente disfrutar de un chapuzón con la familia sin acabar ateridos: Skyscanner

 

 

Eso es todo viajer@s. En Airning nos encanta estar al pie del cañón con vuestras incidencias aéreas y reclamaciones pero nos entusiasma de igual modo ofreceros consejos y propuestas para vivir vuestra experiencia viajera de un modo diferente. Y ahora, vamos a la playa oh, oh, oh...También nos encanta esta canción.

Profile image
Angela Ortiz
23 Marzo 2018
Compartir en linkedin Compartir en facebook Compartir en twitter

Categorías


Airning

Suscríbete a nuestro blog para no perderte ninguna notícia.